BLOG

El cuidado de la piel en verano Dermatologia 10/06/2021

El cuidado de la piel en verano

Llega el verano y con ello la piel está más expuesta a las radiaciones del sol y por ello es conveniente tener más cuidado para mantener su salud.

Nuestra piel es la primera barrera de defensa contra las agresiones externas (polución, altas temperaturas, exceso de humedad debido a la transpiración, etc.) y para ello debemos tener especial cuidado en esta época del año.

Más allá de sufrir un melanoma, la piel envejece y con el tiempo va perdiendo elasticidad y esto favorece la aparición de arrugas. Una piel que no esté bien cuidada se volverá con el tiempo áspera y con una apariencia de pergamino.

Consejos para cuidar nuestra piel.

Los factores fundamentales que hacen que nuestra piel tenga un aspecto saludable son la limpieza y la hidratación y como complemento la protección ultra violeta en verano:

  • Limpieza: ducharse cada baño, ya sea en la playa o en la piscina o en caso de que la actividad que hemos realizado haya supuesto un exceso de transpiración. Nos ayudará a evitar eritemas, infecciones y deshidrataciones.
  • Hidratación: ducharse, beber agua y utilizar leches hidratantes al salir de la ducha, cuando ha habido exposición al sol y antes de acostarse.
  • Protección solar: tanto si se ha estado expuesto plenamente al sol o en exposiciones solares ligeras, es necesario proteger la piel de los rayos ultra violetas. Una exposición prolongada y muy repentina de nuestra piel al sol sin ningún factor protector miedo conllevar quemaduras y a largo plazo, que aparezcan melanomas en la piel.
  • Tomar el sol: con 30 minutos y evitando las horas de mayor radiación solar y utilizando un protector solar, nuestra piel no sufrirá los efectos de la radiación solar y podremos mantener una hidratación correcta. < / li>
  • Transpiración: hacer sevir ropa de tejidos naturales como el algodón, por ejemplo y que sea ropa ancha favorecerá la circulación del aire y evitará la transpiración de más que haga nuestra piel. Igual tenemos que hacer con nuestros pies: si han sudado demasiado deben lavarse y secarse bien para mantenerlos secos y evitar, por ejemplo, el pie de atleta.
  • Alimentación: fundamental la ingesta de frutas y verduras frescas, no beber alcohol en exceso, ya que favorece la transpiración y evitar los alimentos que sean grasos.

Estas son algunas de las pautas que podemos seguir durante todo el verano para mantener una piel bien hidratada y saludable y evitar en un futuro posibles problemas que pueda conllevar nuestra piel.

En nuestro Centro Médico y Dental de especialistas relacionados en el ámbito de la dermatología y los tratamientos corporales. Si necesitas contactar con nosotros, puedes hacerlo con el formulario de contacto o puedes pedir cita previa a través de nuestra aplicación online.