Animales Peligrosos

Toda persona que conduzca un perro potencialmente peligroso por los espacios públicos de la ciudad de Barcelona requiere de la licencia otorgada por el Ayuntamiento. Esta licencia es necesaria para pasear el animal (con indepencencia del municipio donde este se encuentre censado), es personal e intransferible y se ha de renovar cada 5 años.