Odontopediatría

Ventajas de la ortodoncia en los niños

Cuántas veces hemos oído decir: “Hasta que no le salgan todos los dientes a nuestros hijos no podemos hacer nada en sus bocas”. Esta afirmación menudo es cierta, hasta que no lo recambie todo no podemos alinear la dentición y dejarla con una oclusión perfecta, pero la mayoría de veces pensar así es un error.

Es muy importante acudir a las revisiones del dentista desde que salen los primeros dientes. En estas visitas no sólo comprobaremos que no haya caries, sino también reeducar al paciente en el hábito de la higiene dental y sobre todo comprobaremos que el desarrollo de sus huesos (maxilar y mandíbula) crezcan correctamente.

En edades tempranas, podemos corregir hábitos nocivos para el correcto desarrollo de la boca, como por ejemplo: deglución atípica, respiración oral, succión digital… que pueden provocar que el maxilar se mueva hacia adelante, que el paladar sea muy estrecho, que se forme una mordida abierta, o que la mandíbula crezca demasiado sobrepasando el maxilar. Todo esto estaría provocando en el niño/a un inadecuado crecimiento de los huesos.

Cuando el niño está en crecimiento podemos actuar sobre estos huesos.

  • Si el paladar es estrecho lo podremos ensanchar con una aparatología muy sencilla, en aproximadamente un año, el gran beneficio que tendrá será el de poder triturar correctamente, poder colocar la legua al lugar que le corresponde para que así no perjudique a otros huesos, se trata de ampliar el espacio para que pueda hacer el recambio mejor.
  • Si el crecimiento del maxilar o de la mandíbula no es el correcto lo podremos estimular o frenar con aparatología removible durante un par de años, para corregirlo y que este problema el día de mañana no se convierta en un problema esqueletico que sólo se podría corregir con cirugías ortognaticas.
  • Si los huesos están creciendo bien pero los dientes son grandes y nos falta espacio podemos ensanchar los maxilares y nos evitaremos en un futuro extraer premolares sanos para poder conseguir espacio para alinear los dientes.

Por lo tanto, lo más importante es asistir a las revisiones periódicas porque cada niño es diferente, cada boca es diferente pero en todos los casos tenemos que intentar que su desarrollo sea el mes armónico, funcional y estético posible.

Dra. Dori Merina

Col. 3241

Ortodoncista

Català Català Español Español