Odontología Mínimamente Invasiva

Como su nombre indica, la Odontología Mínimamente Invasiva persigue tratar a las personas, resolviendo su problema, patología, enfermedad o alteración, con la menor manipulación posible, con el menor daño a los tejidos que las técnicas odontológicas permiten , y con el máximo de imitación a la naturaleza posible (biomimética).

Desde las líneas de este blog, me gustaría presentarme e introduciros en lo que abarca la Odontología Mínimamente Invasiva.

Soy el Dr Iván Lara Martínez nº de colegiado 4813 (COEC) y desde hace unos meses colaboro con la Clínica Dental Dr Ribera del Centro Médico y Dental Parets.

Tengo experiencia contrastada en Odontología General y estoy especializado en Implantología y Estética Dental.

Por todo ello, con un enfoque mínimamente invasivo, podemos tratar desde la prevención, hasta incluso la cirugía bucodental, pasando por todas las especialidades odontológicas de menor a mayor invasividad, ofreciendo una alternativa de tratamiento respecto a la Odontología tradicional.

Las ventajas que puede comportar este enfoque, pueden ser muchas:

  • Mayor respeto por los tejidos
  • Menor duración de los tratamientos
  • Mejor postoperatorio
  • Menos cicatrices
  • Menor uso de fármacos
  • Mayor implicación y compromiso del paciente con su salud

Sin embargo, estos procedimientos requieren de un profesional cualificado y comportan, normalmente un dominio superior de las técnicas:

  • Mejor estudio preoperatorio del caso
  • Mayor precisión
  • Utilización de materiales de última generación
  • Mayor complejidad de las técnicas por menor campo operatorio utilizado
  • Mayor responsabilidad del paciente en la adquisición de hábitos saludables

¿Por qué utilizar técnicas más invasivas si el caso permite utilizar un procedimiento menos agresivo con un resultado equivalente o superior?

¿Por qué realizar tratamientos no conservadores cuando el tratamiento conservador podría ofrecernos un resultado satisfactorio con un buen equilibrio entre coste/beneficio/duración?

Desde hace muchos años, la evolución de las técnicas y los avances en materiales odontológicos permiten un compromiso adecuado entre rehabilitación y duración en el tiempo de los tratamientos y mayor resistencia a la enfermedad.

¿Alguien se plantearía en el siglo XXI que le operaran a cirugía abierta cuando sabemos que hoy, muchísimos procedimientos quirúrgicos permiten una cirugía ambulatoria con alta a las pocas horas de la intervención, y a través de pequeñas incisiones que no dejarán cicatriz?

A continuación daremos paso a las diferentes herramientas de las que disponemos y qué podemos conseguir con esta alternativa de tratamiento.

 

ESTUDIO DEL CASO

La parte fundamental de un tratamiento satisfactorio se basa en un buen diagnóstico, ya que no debemos olvidar que el diagnóstico sólo puede ser uno (correcto) aunque las opciones de tratamiento pueden ser múltiples e igualmente válidas y satisfactorias.

Así, una vez realizada una correcta Historia Clínica, pilar imprescindible de cualquier profesional de la salud, nos ayudamos de otras pruebas para poder realizar un estudio completo de cada persona, que nos permita establecer un plan de tratamiento basado en sus expectativas y posibilidades:

  • Radiología convencional (cada vez con menor radiación para el paciente, como sería la radiología digital con la que contamos en el centro, ya sea intraoral o extraoral)
  • TC Dental (Escáner dental, que nos permite un estudio muy preciso de las estructuras a tratar, con la consiguiente reducción de sorpresas a la hora de intervenir, con el que también contamos en el centro).
  • Encerado diagnóstico ( a través de unos moldes obtenidos de la boca del paciente, realizamos una simulación del tratamiento finalizado)
  • Mock up ( a través del encerado de modelos, trasladamos el posible resultado del tratamiento, sin intervenir al paciente y de una manera totalmente reversible e indolora, para su valoración)
  • DSD ( Diseño digital de sonrisas, que a través de fotos y el software adecuado nos permite ver el resultado final del tratamiento a través de una pantalla)
  • Guías quirúrgicas y guías de tratamiento (obtenidas a partir de las pruebas anteriores, ya sean de elaboración manual o mecanizada (3D, CAD-CAM), que permiten tener los “planos” para conseguir el tratamiento y resultado planificados)
  • Diagnóstico y planificación asistida por software (permite a igual que el DSD, el estudio 3D del paciente, previo a su tratamiento)

¿QUÉ RESULTADOS PODEMOS OBTENER?

A continuación mostraremos ejemplos de tratamientos bajo el enfoque de la Odontología Mínimamente Invasiva

 

Català Català Español Español