Dr Google

DR. GOOGLE

¿Dolor de cabeza? ¿Dolor de estomago? ¿La aparición de una verruga o un pequeño lunar? Son muchos los que alguna vez han consultado algunos de estos síntomas a través de Internet.

Actualmente, 6 de cada 10 personas han consultado alguna vez al “Dr. Google” buscando una solución práctica, rápida y económica a su problema, según una encuesta del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.  Sin embargo, solamente el 33% de estos han conseguido solucionarlo. Y es que gracias a las nuevas tecnologías y la aplicación que han tenido estas en la sociedad, a día de hoy, es mucho más fácil acceder a la información a través de cualquier dispositivo móvil, tablet u ordenador.

Esto ha supuesto, sin duda, una enorme ventaja, ya que el usuario dispone toda la información en cuestión de segundos, siendo así conocedor de todo lo que antes se encontraba solo en los libros o en las bibliotecas. Precisamente, por esa razón, es por lo que debemos ser capaces de discriminar qué información es cierta y cuál no, algo complejo a día de hoy.

Por otra parte, ¿Qué se puede hacer después de haber encontrado la información deseada sobre la patología por internet? Acudir a un especialista es, sin duda, la respuesta correcta, ya que él es el único capacitado para discriminar si aquello que hemos encontrado es verídico o no, y en función de su valoración diagnosticar el plan terapéutico apropiado para nuestro caso. El autodiagnostico, es un error frecuente y muy grave que muchos cometen al disponer de información, sin filtros ni supervisión, de una manera accesible.

A pesar de ello, es un hecho que la accesibilidad de la información ha supuesto un gran avance para nuestra sociedad, siempre y cuando se sepa dónde buscarla y esta sea constatada por un especialista quien paute el tratamiento adecuado.

Victor Ribera Prat

Gerencia Centre Mèdic i Dental Parets

Català Català Español Español