OSTEOPATÍA

El tratamiento osteopático consiste en tratar las disfunciones,que se puedan encontrar en la columna vertebral, las articulaciones, el sistema nervioso, el sistema muscular, las vísceras y el cráneo. Busca recuperar el equilibrio corporal perdido, reactivando sus mecanismos de autocuración con diversas técnicas terapéuticas: manipulaciones articulares, técnicas energéticas, de movilización, de estiramiento, entre otras.

Cada persona requiere un tratamiento individual atendiendo a un enfoque personal único.

La osteopatía observa como los diferentes sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar el funcionamiento de los otros.  El tratamiento, osteopático se  orienta a aliviar el dolor, restaurar funciones y promover la salud y el bienestar.

La Osteopatía trata principalmente las patologías musculoesqueléticas más frecuentes como; Lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, esguinces cervicales y de tobillo, omalgias (dolores de hombro), tendinitis, así como tensiones viscerales y craneales ( bruxismo, cefaleas, vértigos).

.